El piano es uno de los instrumentos más conocidos alrededor del mundo y por tanto, uno de los más demandados por aprendices de todas las edades y géneros. Además de la habilidad intrínseca que se adquiere con el aprendizaje del piano, existen ciertos beneficios adyacentes que me gustaría compartir a continuación y que, doy por sentado, serán un poderoso motivo para que quieras iniciarte en el aprendizaje del piano cuanto antes.

1. Desarrollo Neuronal:

Se generan nuevas conexiones neuronales que permiten mejorar la memoria, la orientación, la coordinación, la disociación, entre otras. “Dado que estudiar un instrumento requiere de años de práctica y aprendizaje, quizás cree conexiones alternativas en el cerebro que podrían compensar los declives cognitivos cuando envejecemos” (Pladdy, 2012).

2. Estado de plenitud:

Se alcanza un estado mental de flujo*que produce una enorme satisfacción, con la cual mejoramos nuestra calidad de vida y nos acercamos al sentimiento de felicidad. “El «flujo» es un estado de olvido de uno mismo, el opuesto de la reflexión y la preocupación, un estado en el que la persona, en lugar de perderse en el desasosiego, se encuentra tan absorta en la tarea que está llevando a cabo, que desaparece toda conciencia de sí mismo y abandona hasta las más pequeñas preocupaciones de la vida cotidiana (salud, dinero e incluso hasta el hecho de hacerlo bien).  Dicho de otro modo, los momentos de «flujo» son momentos en los que el ego se halla completamente ausente. Paradójicamente, sin embargo, las personas que se hallan en este estado exhiben un control extraordinario sobre lo que están haciendo y sus respuestas se ajustan perfectamente a las exigencias cambiantes de la tarea. Y aunque el rendimiento de quienes se hallan en este estado es extraordinario, en tales momentos la persona está completamente despreocupada de lo que hace y su única motivación descansa en el mero gusto de hacerlo” (Goleman, 1995).

3. Aporta versatilidad:

Al ser un instrumento tan incluyente en cuanto a extensión de alturas y cantidad de notas que se pueden tocar simultáneamente, permite casi reemplazar una orquesta, lo que genera muchas posibilidades sonoras y ofrece la oportunidad de explorar muchos géneros musicales. Así como podemos ver en mi libro “Un Mundo de Música en el Piano”, este instrumento es muy versátil en cuanto a la  interpretación de miles de estilos musicales existentes en nuestro planeta. Podemos tocar desde una balada romántica, pasando por un bolero, un vals, hasta salsa ó blues. Esto amplía las opciones para todo tipo de gustos musicales.

4. Autonomía

Puede ser interpretado como instrumento solista o como acompañante en una agrupación. Muchas veces los instrumentos melódicos, como la flauta, la trompeta, el violín y otros, requieren de un instrumento armónico como el piano o la guitarra para poder tener una interpretación completa. Sin embargo un intérprete de piano puede decidir si tocar solo o unirse con amigos o colegas para crear música en conjunto. Además, la tecnología ha permitido que los teclados electrónicos tengan herramientas para reproducir sonidos múltiples y hacer pistas donde suenan varios instrumentos simultáneamente, siendo autónomo el pianista para componer e interpretar su propia música.

5. Mediador social

Sirve como elemento de integración social, al ofrecer a las demás personas un regalo como la música, con un valor agregado, está hecha por nosotros mismos. Muchos de nuestros familiares y amigos al reunirse, anhelarían tener música en vivo en sus reuniones y eventos, ya que los hace más sensibles y emotivos.  Se presenta también como una oportunidad para mostrar lo que hemos aprendido en el piano y para generar con la música que hacemos, un ambiente de cultura y de amabilidad en nuestros encuentros sociales.

Por: ANGELA CASAL

  1. PLADDY, Brenda H. (2012) Sepa por qué tocar el piano mantiene el cerebro sano. Revista Vida Sana: www.Perú.com.
  2. GOLEMAN, Daniel. (1995) Inteligencia emocional. Colección Ensayo, Editorial Kairós.